miércoles, 5 de octubre de 2016

Preparando una boda III


Esta es la labor de ganchillo que me ha tenido entretenida estos últimos meses. Se trata de un chal.
Como el tiempo en Zaragoza es un poco traicionero no te puedes fiar, y aunque sea verano no viene nada mal llevar algo para cubrir los hombros a última hora de la tarde.


Con un algodón que eligió Marta en el mismo tono marfil de su vestido de novia, un ganchillo del 2 y las instrucciones de mi amiga Pili (mi profe de ganchillear, jeje), hice este chal.


Y lo bien que hicimos en pensarlo, porque aunque septiembre ha sido un mes caluroso y soleado justo ese dia salió nublado y bastante fresco, no tuvo que esperar a la noche para estrenarlo, antes de comer ya lo llevaba puesto.



Con chal o sin él, mi niña estaba preciosa, palabra de madre.





9 comentarios:

trimbolera dijo...

ENHORABUENA !!!

Mavi. dijo...

Preciosa, preciosísima, arropada con el cariño que su madre ha puesto en cada lazada del ganchillo para confeccionar el chal y para cada uno de los momentos de su vida desde que vino al mundo.
Enhorabuena a ambas y a toda la familia.... y que sean muy felices.
Besos.

Arish Sir dijo...

Marta estaba radiante, guapísimaaaaaa...... lo puedo decir porque estaba allí acompañ´ndoos en un día tan señalado..... y las fotos con el chal le dan un aire especial.
El chal te quedó precioso Maribel, eres una buena alumna y una estupenda amiga. BESICOS.

Robledo Ruiz dijo...

Que preciosidad y seguro que la novia estaba radiante, enhorabuena, un beso

LOLI dijo...

Es precioso y la novia guapísima con el, enhorabuena.
Besos

Sole Luis Gil dijo...

Seguro que Marta estaba preciosa. Parece mentora que lleves tan poquito tiempo haciendo ganchillo, esa profesora se merece un aplauso. Besicos.

Maritza dijo...

Maribel qué chulo te quedó el chal y tu hija tan contenta. Un besote cielo

Blanca dijo...

Qúe guapa la novia y que bien le queda ese preciosos chal!!
Bss

Esther dijo...

Totalmente de acuerdo, tu hija iba estupenda. Me encanta el vestido, romántico y natural. Huyendo de lo pomposo. Viendo lo bonito que quedó, me entran ganas de casarme de nuevo y encargarte un chal ;) Muchos abrazos y enhorabuena otra vez.