viernes, 24 de octubre de 2014

El quilt de nunca acabar

Después del descanso estival y de unas reformas en el hogar que me han tenido alejada del blog y de la costura estoy de nuevo por aquí, y aunque no he podido coser mucho lo que he "terminado" es el quilt  historia de corazón, pues mi intención era colocarlo en la entrada, para tapar el antiestético panel de los limitadores de la luz.



Bien, pues me meto caña para acabarlo, por fin se van los albañiles, la pared de la entrada terminada y pintada, el quilt a falta de planchar, colocar los botones y colgar, y entonces ...
!!OH no!! Cubre el panel de limitadores, pero la roseta y el otro aparatejo de la compañia telefónica lo han colocado muy separado y no lo cubre.
Pues con lo que me ha costado terminarlo yo lo cuelgo, si o si.
Pero una amiga muy sabia me dice: tu verás, es tu casa, pero si lo cuelgas siempre que mires la entrada se te irá la vista ahí.
Y como ya os digo que es muy sabia, tiene razón. 
Así que no me queda mas remedio que descoser, con lo poco que me gusta, y seguir cosiendo, este va a ser el quilt de nunca acabar.
Para poder hacerlo mas ancho tendré que añadirle cuatro bloques mas, esta vez de mi cosecha, ya que los patrones originales son doce bloques.
Los dos que tengo ya


Faltan otros dos y las tiras que los rodean, con lo que quedará cuadrado y tapará todo, eso espero.